22 mayo 2011

Comunicación por celular.

Los celulares son unos aparatos electrónicos sin los cuales, el ser humano que vive en esta sociedad contemporánea, no puede vivir, lo usamos para múltiples cosas, por ejemplo, como calculadora, como reloj es infalible, para descargar la irá o frustación que tienes porque nadie te marca; para retrartarnos con los amigos en el concierto, peda, sobre el pasto, junto a la picina o registrando otro momento, como vídeodiario, en fin, para todo eso sirve el celular.

Otro tanto, los más modernos de esta modernidad, lo usan para estar "siempre conectados con los suyos", algo así dice Nokia y vende telcel, para ver sus redes "sociales" virtuales, para buscar direcciónes, googlear una palabra y ser el primero en tener la respuesta dentro de tu grupo de amigos; para mamonear, para bailar en las fiestas, o que tal para escuchar música, mandar mensajes, ignorar gente, bueno n número de usos tiene el celular.

Pero la historia antropologica de este aparatejo, era para hacer que la cominucación fuese más rápida e instantánea, ¿a qué me refiero? En los medios de información, como los periódicos, los reporteros hacía su labor y tenían que enviar la información obtenida a su empresa, para que fueran los primeros en darsela a los consumidores de su diario impreso, para esto se implementaron los celulales, para conectar llamadas de voz en vivo desde distintos puntos a un mismo estudio. Para estar siempre accesible, las estrellas o figuras públicas.

Para todo esto lo ocuparon, previo a eso, las empresas ávidas de dinero, decidieron capitalizar la comunicación, (entendida como el traspaso de información), decidieron invertir en tecnología y así nace el teléfono móvil, tu celular; ahora nos la venden como parte necesaria de un estilo de vida, que sino practicas, estás fuera de lo social. El celular, se vuelve entonces una necesidad que satisface el impetú que tienes de comunciar lo que llevas dentro, ser boca y tal vez oído.

Estos aparatos son virtuosos en esencia, a todos nos beneficia el poder contactar con otro mundo de vez en cuando y más si ese mundo está lejos de nosotros. A todo el mundo nos gustá recibir llamadas de los que más nos importan y ser invitados en ocaciones; en lo personal a mí me encanta hacerlo, lo que no me gusta es que tenga que pagar 200 pesos a la semana para estar comunicado con los que me importan, si puede hacerlo gratis, sólo hablando en persona con ellos.

Esos 2oo pesos semanales que utilizo para hablar, mediado del celular, hace un año eran quincenales, hace dos eran mensuales, hace tres eran un lujo. antes podía permanecer con el mismo teléfono, siempre y cuando funcionaria, ahora no puede tenerlo dos meses porque quiero uno nuevo y levemente mejorado al anterior. Antes podía llamar, ahora puedo "navegar" por internet.

Me encanta la función de mensajes, puedo escribir poemas, cortos, porque después de 50 carácteres, me cobran uno nuevo, por supuesto me encanta la opción de poder hablar gratis, con interrupciones de cada 4:15 minutos, con mi pareja, claro si por los otros treinta y siete mil números más me cobran más de 5 pesos el minuto.

Me apena que mi vida social, se haya reducido a cargar 50 números teléfonicos, de gente que a la que nunca llamo y con la que nunca escribo, que si pierdo el aparato celular, pierda también, contacto con el resto de mi mundo. ¿Ya olvidamos las viejas agendas de papel? Parece eso tan lejano...

Seguramente una tragedia para el amor sea que las cartas ya no son llevadas por palomas blancas sino por microondas, que las declaraciones de amor sean cinco letras que dicen TE AMO, que los rompimientos sean por mensaje de texto, que las palabras ya no sepan a emoción y sea sólo, una vibración y un mensaje en la pantalla luminosa del celular. En fin...

¿Qué haríamos sin celulares? Creo tal vez, nada... de mi depende que siga siendo vituosa la utilidad del caro servición de comunicación por celular.

4 comentarios:

Eqiiz dijo...

Me has hecho pensar tantas cosas, pero se me han olvidado; así soy yo. Me encanto tu post. he perdido amistades y romances por no contestar un mensaje, sin duda no amo los celulares y sin duda es algo necesariamente estúpido.

*** Daniel Cortés... dijo...

Necesariamente estúpido, tienes toda la razón, pero la pregunta sigue en el aire, podemos dejar de pensar que no somos sin celular...

BENDITA AUTOAFIRMACIÓN

Maarilyn Busttamantee dijo...

Wuachumara la Galleta :3

shhh Callate Compañero!
que no se pueden decir MARCAS (:
ahahaha ntk muy bueno

*** Daniel Cortés... dijo...

Muchas gracuas Compañera, me da gusto que te guste :d