06 junio 2011

Decidir, tomar una Decisión

Antes de que comiencen a preguntarse ¿Y esta vieja loca de dónde salió? los remitiré a esta entrada es mi presentación en este blog; si, hace ya casi un año, después de esas fechas se vinieron numerosos sucesos en mi vida y todo se me hizo bolas, comencé a agarrar ritmo en diciembre y hasta hace poco y muy despacio he estado acomodando todo nuevamente, como cuando hay un Tsunami o algo asi. Todo este tiempo, sólo entraba a este blog a leerlos, hay muchos personajes aquí que llaman mi atención pero ya habrá tiempo de platicar y compartir experiencias.

Mi descripción sigue siendo la misma, excepto por el detalle de mi cambio de carrera, que al parecer será efectivo hasta el siguiente semestre, una DECISION que tomé a los 3 meses de iniciada mi aventura universitaria.

Al parecer el Señor Eqiiz me lee los pensamientos, yo ya traía entre manos mi regreso a este blog, iba a regresar con el tema "Domingos" pero se me hizo tarde y cuando menos lo esperé, ya era Lunes y el tema era otro... un tema peculiar con el que curiosamente Pao regresaría a su blog (su blog personal) el de DECISIONES.
Creo que mejor lo pongo por acá ¿no?
Photo: Prague Street [vía: http://allthingseurope.tumblr.com]
Yo soy una persona indecisa, mucho, en cosas pequeñas por supuesto, que si quiero una paleta de fresa o una de mango y al final salgo con la de limón y con ganas de haber comprado la de chocolate, soy yo y quienes me conocen por lo general me ayudan en las decisiones, pero existen otras, digamos, más importantes en las cuales nadie debe/puede ayudarte a decidir.

Tu vida está llena de decisiones, pues son éstas las que nos ayudan a llevar a cabo los actos que hacen el día a día... la decisión de ir a la escuela, de levantarte tarde o temprano en vacaciones, qué blusa/pantalon/playera usar, hasta la canción que escuchas es una decisión (a menos que tengas en aleatorio lo que sea que uses para reproducir).

Las que hacen tu vida, son las decisiones más grandes, ponerte ebrio o no, la escuela donde estudiarás una carrera, salirte de la casa de tus padres, quedarte soltero o buscar a tu mitad, olvidar a alguien, son el tipo de cosas que cambian tu vida (algunas veces también la de los demás).

Una decisión que cambia la vida se piensa lo suficiente hasta que estás completamente seguro, una decisión se lleva a cabo, porque no basta sólo decidirlo en tu mente, el proceso es completado victoriosamente hasta que se convierte en un HECHO.
Como la decisión de regresar, de cambiarme de carrera, de terminar...

1 comentario:

Eqiiz dijo...

Agradezco muchas de sus decisiones y algunas otras espero que sean lo mejor y las respeto. Gracias! ;) Te quiero!

Que sea lo mejor para ti, en tu nueva carrera y todo lo demás.